Living in Oneness

Spanish Home Muerte y Eternidad Historias de Alexis Experiencias Espacio Sagrado Bendicion de Unidad Los Periodicos, Articulos El Mula Mantra La Naturaleza Sufrimiento Diksha y Ormones La Vida es Relaciones Relaciones Acontecimientos Donaciones Servicio al Cliente Puertas de la Conciencia El Viaje Final En Taxi Vinculos 'El Secreto' Pasajes

Queridos,

Todo comenzó cuando Robert Bodrogi de Hungría se enteró de que estaba dando cursos cerca de Puerto Vallarta, México y me escribió por correo electrónico desde Puerto Escondido, también en México, para invitarme a que diera un curso intensivo diksha ahí. Llegué a finales de Abril.

Decidimos comenzar el curso con una sesión de Temazcal a las cinco de la mañana. Los participantes recibieron dikshas dentro del Temazcal, el cual Robert construyó al lado del mar para maximizar los resultados. ¡Fue la forma más maravillosa de iniciar un curso diksha! ¡Le dio un nuevo sentido a mis cursos intensivos de florecimiento del corazón! Más bien fue una potentísima purificación profunda de todos los cuerpos sutiles de energía que preparó a los participantes para el curso intensivo diksha más intenso que jamás he dado.

¡Los participantes salieron casi a gatas del Temazcal tan contentos de haber sobrevivido a la experiencia del calor tan intenso (que es parte del proceso) que besaron el suelo en agradecimiento! Después los condujimos al océano para darles dikshas y experimentaron dicha a niveles extáticos.

Fue un gran placer trabajar junto con Robert ya que él brindó sus talentos chamánicos al curso, haciendo que la experiencia de todos fuera más intensa.

También hicimos un ejercicio de Sensorama: Robert guió con el golpe de su tambor a los participantes, descalzos y con los ojos vendados, por el césped, entre las palmas y las palmeras, sobre bardas y cornisas, para después saltar a la arena desde una barda a una altura de un metro, confiando ciegamente, ya que no podían ver. Robert los condujo de arriba abajo por las dunas de arena y alrededor del fuego sagrado del Temazcal, donde tuvieron que encontrar a gatas la salida por una puerta pequeña, ya fuera alrededor del pozo donde se enciende el fuego (vacío) o bien por en medio de este y hacia fuera por la pequeña puerta trasera, guiados solo por el golpe del tambor. Después se les dijo que corrieran por la arena caliente a pleno mediodía sobre una duna siguiendo el sonido de las olas y fueron sorprendidos con el rocío frío de una manguera, y más adelante se encontraron con la fuerza intensa de las olas que amenazaban con jalarlos mar adentro con la corriente de la marea, ¡todo el tiempo con los ojos vendados! Con esta experiencia, todos tuvieron la oportunidad de observar sus propios temores.

Posteriormente todos recibieron diksha de nuevo en el océano, aún con la venda sobre los ojos, y experimentaron su energía y, al mismo tiempo, el poder del océano con el estruendo de las olas gigantescas al romperse, esta increíble fuerza de la naturaleza, y en vez de identificarse con el temor de la mente...

…se fusionaron con él, ¡CONVIRTIÉNDOSE EN UNO CON EL OCÉANO!

De pronto, una a una las gotas (los participantes), por la gracia de Bhagavan (la diksha), ¡se convirtieron en el océano! ¡Es maravilloso presenciar la transformación del temor a la Unidad! ¡Gracias, Bhagavan! ¡Qué gran regalo!

Luego decidí simultáneamente dar y recibir diksha con Robert en el océano para completar la experiencia para nosotros también. Fue una experiencia nueva para mí, ¡nunca había hecho algo así! Vi relámpagos dorados dentro de mi cabeza y me hallé en un estado de dicha total, ¡riendo con el poder del océano y regocijándome con el universo con cada ola que se rompía estruendosamente y me zarandeaba como a una muñeca de trapo en una enorme lavadora! Me volví la risa olvidando que tenía que cerrar la boca bajo el agua pero no parecía importar, ¡todo es uno! ¡Yo era el océano! ¡No hay palabras suficientes para describir la divinidad! ¡Es el cielo en la Tierra! ¡La unidad con la naturaleza!

Cada uno de los participantes tuvo su propia experiencia con la divinidad.

¡Y todo esto fue antes del almuerzo! ¡Qué día tan, tan hermoso!

He de confesar que la personalidad “eficiente y perfeccionista” siempre busca las mejores condiciones posibles para ofrecer a los participantes la oportunidad de obtener los máximos resultados en su propio proceso de iluminación, ¡y este grupo en particular no pudo haber disfrutado de condiciones mejores que estas! ¡TODO FUE AL MÁXIMO! ¡El Temazcal junto al mar al amanecer para purificar profundamente los cuerpos energéticos con todo y diksha dentro, y luego otra dikska dentro del mar!

Todas las meditaciones y enseñanzas se llevaron a cabo en el exterior bajo una palapa también junto al mar, y además disfrutamos de un almuerzo muy saludable a base de frutas y verduras. ¡Fue un fin de semana muy especial para todos! Y para cerrar con broche de oro, ¡un hermoso atardecer!

Gracias, Robert Bodrogi de Hungría, por esta oportunidad de cocrear un experiencia tan única para todos. ¡Ha sido un honor trabajar contigo! Eres un alma muy especial.

Amor y Luz**

Por siempre agradecida con Sri Amma y Bhagavan,

Alexisji


Alexis ha escrito muchas experiencias en su camino. Puedes encontrar más en este link.

Para saber como apoyar a Alexis en sus Dikshas gratuitos en Méxicoy América Central, haga clic en la palabra aquí

* * *