Living in Oneness

Spanish Home Muerte y Eternidad Historias de Alexis Experiencias Espacio Sagrado Bendicion de Unidad Los Periodicos, Articulos El Mula Mantra La Naturaleza Sufrimiento Diksha y Ormones La Vida es Relaciones Relaciones Acontecimientos Donaciones Servicio al Cliente Puertas de la Conciencia El Viaje Final En Taxi Vinculos 'El Secreto' Pasajes

Las ruinas de Palenque

Queridos,

El presidente municipal de Palenque efectivamente recibió diksha al día siguiente y después de disfrutar de un trance de quince minutos dijo: “¡Ah! ¡Qué experiencia tan maravillosa! ¡Muchísimas gracias! ¡Ahora me siento tan bien! ¡La montaña de estrés que sentía ha desaparecido! Ahora puedo regresar a mis juntas con tranquilidad. Quiero darle una carta personal de recomendación ahora mismo para que todos los que deseen no pierdan la oportunidad de recibir esta hermosa experiencia” (ver abajo la foto de la carta).

También me dio una invitación personal para que asistiera a un evento especial donde estaría el gobernador (ver abajo la foto de la carta) pues quería que él también recibiera la diksha. A l día siguiente, cuando el presidente municipal me vio entrar al estadio donde se llevó a cabo el evento, me saludó muy emocionado desde el podio con una sonrisa de oreja a oreja, que me hizo saber que Bhagavan había hecho su magia, dándole un bello estado. ¡Mi humilde personalidad se sonrojó porque todos en el estadio voltearon a ver a quién saludaba tan felizmente!

Le di el número de mi celular a su secretaria; en caso de que desee recibir más dikshas estaré encantada de facilitárselas. Los asistentes a este evento fueron en su mayoría mujeres (cerca de 3500), ya que el gobernador está llevando acabo un proyecto grande en Palenque para apoyar a las mujeres para que se incorporen al mercado laboral. ¡Un hermoso y útil gesto hacia todas las mujeres del mundo! Fue bonito observar el Palacio de Gobierno lleno de empleadas mujeres. Como mencioné anteriormente, el alcalde tiene una secretaria, y no un secretario, como el alcalde de San Cristóbal.

Di una gran diksha colectiva a todas las personas que asistieron al evento. ¡Fue hermoso! Lo siento, ¡olvidé tomar fotos! ¡Estaba perdida en la gracia de Bhagavan! Desafortunadamente el gobernador canceló su asistencia a última hora y se quedó en Tuxtla (la capital de Chiapas), a sí que creo que tendré que visitar Tuxtla para darle diksha al gobernador.

Casi termino de darles diksha a todos los empleados del Palacio de Gobierno y todos los días muchos me llevan a sus casas para que les de diksha a sus familiares.

También comencé a realizar cursos diksha de profundización intensivos para los elementos de la policía. Un jefe en particular es un hermoso hombre meditabundo (uno jamás creería que ocupa el cargo que tiene). Bhagavan le dio una experiencia de diksha muy profunda y transformadora así que ahora quiere lo mismo para el resto de sus hombres. Ellos también son muy afectuosos y abiertos. ¡Qué placer es trabajar con estas almas tan bellas!

Desafortunadamente no siempre es fácil obtener fotos de todas las dependencias de la policía y prefiero respetar su privacidad, pero desde luego incluiré fotos de ellos cuando sea posible.

También les di dikshas a 80 inmigrantes ilegales que estaban detenidos, después de haberles dado a todos los de la policía de migración. Les ofrecí la gracia tras explicarles que comprendía que habían viajado una gran distancia en condiciones extremas (bajas temperaturas por la noche, el sol abrasador de día, la lluvia intensa y el hambre). Todos padecieron molestias físicas antes de terminar detenidos y completamente desilusionados en la cárcel de migración de Palenque, sabiendo que pronto tendrían que abordar un autobús que los llevaría por un muy largo camino de regreso a sus respectivos países, donde inició su sueño de alcanzar la "tierra prometida".

Les expliqué que el largo viaje sería mucho más tranquilo después de haber recibido la diksha (y también sería menos estresante para el policía que los acompaña en el viaje de 12 horas). La mayoría de los inmigrantes eran de Honduras, luego de Guatemala y El Salvador. Me pidieron que por favor también les diera dikshas a los de la policía de migración para que los oficiales sintieran más compasión por ellos y los dejaran a todos libres.

Les expliqué que la policía solo hacía su trabajo y que deberíamos estar agradecidos con ellos por haber sido lo suficientemente amables para permitirme entrar a la celda de detención y ofrecerles la energía a ellos también. Hicimos el trato de que si apreciaban la “sanación de energía”, al terminar les darían un gran aplauso a los policías por permitirles recibir este regalo tan especial. ¡Cada vez que dejé la celda de detención los policías recibieron una ovación de pie!

Al día siguiente, otros 50 inmigrantes recibieron dikshas, la mayoría era de Honduras, pero también había tres inmigrantes de China (los chinos les dan alrededor de 50 mil dólares americanos a los “polleros” que los ayudan a entrar ilegalmente en los Estados Unidos). Sentí mucha compasión por ellos cuando trataban de comunicarse conmigo sin éxito, ¡no se podían comunicar en absoluto con nadie porque solo hablaban chino!

Les pedí que observaran mientras les daba dikshas a los otros y después se santiguaron y se acercaron a recibir la gracia. Después de una hora habían encontrado en sus libros de idiomas la forma de decir “muchas gracias” y “eres muy amable” y me mostraron las frases por lo menos en ¡10 ocasiones diferentes durante la media hora siguiente!, ¡estaban extremadamente agradecidos!

También me conmovió la sinceridad de los otros inmigrantes; me besaron las manos cuando salí de la celda de detención.

Estos inmigrantes ilegales que pasan por Palenque saltan a los vagones de los trenes de carga que transitan muy despacio por México (500 ilegales en cada tren), ¡y se van colgados de los lados o sentados en el techo! ¡Es peligrosísimo porque pueden quedarse dormidos y caer! La policía de migración tiene que montar operativos enormes con la ayuda de otras agencias de la policía y solo logran detener a alrededor del 15%, ya que el resto escapa a pie porque saben que no les van a disparar.

Seguiré dando dikshas a los inmigrantes tan frecuentemente como me sea posible antes de los cursos de profundización porque a diario detienen a nuevos grupo de ilegales. Siempre les doy mi dirección de correo electrónico y la información de mi sitio Web para que puedan compartirlos con su familia a su regreso. También les hice saber que pronto visitaría Centroamérica.

La policía me dijo que en la base de Tapachula, al sur de Chiapas, reciben a diario más de 600 ilegales detenidos. ¡Siento que debo ir pronto! Imaginaos, ¡podría alcanzar a casi toda Centroamérica desde una sola base de policía en Tapachula, México porque los inmigrantes ilegales llegan de todas partes de Centroamérica!

Los militares y soldados de esta área (una base pequeña) también recibieron un transformador curso intensivo diksha el sábado; les di herramientas para observar la mente sin identificarse con los pensamientos que fluyen y para descubrir que solo hay roles que el cuerpo personifica profesionalmente en este escenario que llamamos vida. El curso incluyó una meditación Anandamandala muy intensa que dirigí al estilo militar. Empecé más o menos así: “¡Vamos soldados! Respirad con toda vuestra energía vital a través de vuestros bloqueos para abrir las chakras. ¡Vamos, ya! ¡Vamos, caballeros, las damas en Barcelona respiran con más energía que vosotros! ¡Vamos! ¡No dejéis pasar la oportunidad de liberaros de vuestras cargas! ¡Todos los hicieron muy bien y nos divertimos y nos reímos bastante!

Me alegra reportar que todos entraron en la meditación con el 100% de su energía vital, y esto fue después de que habían corrido un kilómetro con uniforme completo temprano por la mañana. Todos tuvieron experiencias muy positivas, muy similares a las que reporté anteriormente de otros soldados (ver el relato previo de mi experiencia con los militares). Al final, todos sintieron una profunda tranquilidad, que espero que sea su estado permanente de ahora en adelante. El general se mostró muy generoso y me permitió tomarles fotos (ver abajo).

Acabo de visitar a los soldados después de cuatro días y todos manifestaron que aún experimentan tranquilidad y que tienen una sensación profunda de paz; algunos incluso sienten como si en realidad sus cuerpos físicos se hubieran transformado. Todos dijeron sentirse como si ahora tuvieran un cuerpo diferente; se les hacía difícil de explicarlo con palabras pero se sentían muy bien. Siento que tuvieron experiencias fuera del cuerpo y que ya no se “identificaban” tanto con sus cuerpos. ¡Qué belleza! ¡Gracias, Bhagavan! Les pedí que le dieran las gracias al general porque fue él quien se mostró abierto y me permitió que les diera este tipo de terapia a sus soldados. ¡Todos estaban muy agradecidos!

Mañana veré al mismo general para darle otra diksha y le pediré que me apoye para entrevistarme con otro general y para visitar otra gran base militar a unas horas de distancia; espero dar otro curso intensivo diksha para esos soldados también. ¡En aquella base hay miles de soldados!

La Cruz Roja , los detectives de la judicial estatal y el FBI también recibieron la gracia de Bhagavan aquí en Palenque. Quisiera reportar que el FBI es la más desconfiada de todas las agencias (de acuerdo a mi experiencia) y tengo que esforzarme un poco más con ellos, pero una vez que se dejan llevar tienden a obtener muy buenos resultados. Se reprimen mucho y sufren bastante tanto física como emocionalmente; me alegra muchísimo que Bhagavan tenga la capacidad de transformar todo esto en paz y tranquilidad.

Es interesante que esta agencia en particular sea la única que siempre me hace notar lo peligroso que es que una mujer soltera atractiva viaje sola por ahí. Dicen que debería tener miedo y debería tomar todo tipo de precauciones para protegerme. Entiendo que se preocupen y se los agradezco; ellos trabajan con los criminales más terribles y peligrosos y tienden a ser los primeros en prever las consecuencias y las víctimas de sus actos. Les digo que Dios siempre me protege porque vivo en su luz, además de no tengo necesidad de atraer a mi vida ese tipo de energía o de experiencias y también vivo muy consciente a cada momento. Les digo en broma que si unos “hombres malos” se me acercan, ¡los voy a repeler con luz!

También visité el departamento de Protección Civil, los bomberos, el equipo de ambulancias (todo en uno) y la Policía Estatal de Caminos; todos comparten la misma base.

Todos tienen colchones en el piso para acostarse. Después de que todos habían recibido dikshas, el comandante de la policía se atacó de la risa cuando uno de sus hombres me explicó que sentía la energía como una agradable corriente eléctrica que corría por todo su cuerpo; esto causó una reacción en cadena y todos comenzamos a reírnos. ¡Qué hermosa diksha de risas tuvimos!

¡Casi había olvidado aquellos eventos de dikshas que están llenos de risas! Disfruté de muchas dikshas de risas en Barcelona, pero aquí en México aún no había tenido el gusto con la policía, el gobierno y los militares. ¡Le pediré a Bhagavan que nos de más! ¡ Son muy poderosas y matan la enfermedad de la seriedad !

Ahora me gustaría compartir una divertida historia de risas que experimenté con la Policía Federal Preventiva hace cinco semanas en San Cristóbal, ¡y eso que sucedió antes de las dikshas! Cuando el comandante reunió a sus elementos en una sala para que recibieran dikshas, comencé pidiéndole a cada uno que me contara acerca de sus problemas físicos con tiempo para poder enfocarme en sanarlos y también les pedí permiso para poner mi mano sobre el área afectada, por ejemplo en la espalda para los problemas de la columna, en el estómago para la gastritis, etc.

Cuando llegué a una persona que me dijo que estaba bien y que no tenía padecimientos físicos, el comandante interrumpió animándolo a que no tuviera vergüenza y que me hablara de sus molestias. El hombre se quedó callado y el comandante insistió en que me compartiera su problema y me explicara los detalles de su padecimiento. Después de mucha insistencia, el comandante finalmente me dijo que el policía padecía de hemorroides pero le daba vergüenza decirlo.

Todos empezamos a reírnos y yo no sabía si lo decía en broma o en serio. El comandante insistió en que era verdad y lo animó a que fuera sincero conmigo para que “pusiera mi mano ahí” y sanara su problema; ¡todos nos reímos a carcajadas!

Al parecer yo me puse roja y cuando me lo dijeron ¡me reí mucho más fuerte! Creyendo que de hecho se trataba de una gran broma, decidí seguir el juego y en medio de las risas le pedí al hombre que por favor se pusiera a gatas para que pudiera alcanzar mejor la zona de su problema y le pudiera ayudar a sanar. ... ¡Desde luego todos seguimos riendo hasta que se nos salieron las lágrimas! ¡Por lo menos a mí se me salieron! ¡Qué maravilloso sentido del humor tiene el comandante!

Cuando finalmente les tocó el turno de recibir la diksha y la sanación, me aseguré de dirigir la intención de la sanación para ambos hacia el problema de las hemorroides, tanto para el comandante como para aquel policía, en caso de que uno o ambos realmente padecieran de hemorroides (solo puse las manos sobre sus cabezas). Posteriormente le expliqué al comandante en frente de su grupo que también a él le había dado sanación para las hemorroides ya que, en muchos casos, aquel que dice que otra persona tiene un problema es el que en realidad lo tiene. ¡Al grupo le hizo mucha gracia! He de admitir que después del encuentro con aquel adorable grupo de policías los músculos abdominales me dolían mucho.

También me complace reportar que el comandante de la Policía Federal estuvo en trance por más de 45 minutos; me dio lástima tener que molestarlo mientras tenía esa experiencia de unidad y pedirle que regresara su conciencia al mundo físico pero, mientas el disfrutaba su nuevo estado de dicha, sus hombres y la secretaria tenían tanto trabajo que se estaba amontonando y había muchas llamadas pendientes.

Se disculpó con ellos muchas veces por la larga espera y comentó que aquella tarde ya no quería trabajar más después de haber recibido la diksha porque estaba en un estado tan hermoso y solo quería disfrutarlo el resto de la tarde y para siempre (pero siguió trabajando de todos modos).

Fue muy lindo para mí verlo en ese estado porque justo antes de recibir la diksha me comentó que tenía un terrible dolor de cabeza y que estaba sufriendo de tanto estrés que ya no podía soportar más. Me dijo que si pudiera hacer algo, aunque fuera muy poco, para que se sintiera mejor y para cambiar la energía negativa de su oficina, me estaría por siempre agradecido.

Después de esta bella experiencia me hizo en agradecimiento un generoso obsequio de 200 pesos (en México es mucho). Es la primera vez que recibo esta cantidad de una sola persona en una dependencia del gobierno en México. Además le prestó su coche particular a un oficial para que me escoltara personalmente a casa. ¿Recordáis que comenté que la Policía Federal Preventiva siempre es tan generosa conmigo? ¡Sé que Bhagavan les dará mucho más a cambio!

La Policía Estatal de Caminos también se puso a mi disposición; me dieron un número de celular particular para llamar cuando sea que necesite que me lleven a alguna parte. ¡Son también tan amables y serviciales! Aquí en Palenque todo esta tan extendido, así que si no fuera por ellos tendría que gastar mucho dinero en taxis.

Si luego deseo ir a Tapachula, la policía de migración se ofreció a llevarme gratis en uno de los autobuses que cada noche transporta ilegales.

Estoy pensando a dónde ir ahora, a Tapachula, a Villahermosa o a Tuxtla…

Estoy esperando la guía de Bhagavan.

Os mantendré informados.

En eterno agradecimiento a Amma y Bhagavan,

Con amor y luz**,

Alexisji

Para leer cómo puedes ayudar a Alexis para que continúe dando dikshas gratuitas en México y Centroamérica, haz clic aqui..

Para ver mas artículos relacionados con Alexis haz un click aqui

***

Policía Municipal de Palenque, Chiapas

Las tres primeras fotos son del grupo que comienza su turno de 24 horas en la mañana (son 60).

Hay tres grupos, haciendo un total de 180 miembros en este departamento.

Esta es una parte del grupo que acababa de terminar sus turno de 24 horas; estaban muy cansados y ya querían irse a casa (tienen un descanso de 48 horas).

Esta foto muestra claramente la cárcel detrás con unos cuantos prisioneros sacando los brazos por las rejas. Como podéis ver, se dan cuenta de todo lo que ocurre afuera con los policías.

Ellos también recibieron dikshas.

* * *

Fotos de algunos militares

* * *

Fotos del presidente municipal con sus miembros del cabinete inaugurando

la Feria Anual de Palenque

Aquí vemos al presidente municipal con su esposa (tomados por detrás) y todos los miembros de su gabinete mientras cortan el listón para inaugurar la Feria Estatal Anual en Palenque.

Todos recibieron dikshas.

* * *

Esta es la invitación personal que recibí del presidente municipal de Palenque para asistir al evento de las mujeres donde estaría el gobernador.

* * *

Esta es la carta de recomendación del presidente municipal de Palenque para que todos recibieran esta maravillosa terapia

* * *

80 immigrantes ilegales recibiendo dikshas

* * *

Foto del director del centro de rehabilitación para adictos a las drogas y al alcohol “La Esperanza” (es el hombre de blanco en el centro) con seis de las personas en rehabilitación

* * *

Algunos miembros del equipo de bomberos de Protección Civil

Tomé estas fotos en la Feria de Palenque porque me llamó la atención que estaban sobre el coche listos para cualquier accidente o problema que pudiera ocurrir.
* * *

Grupo de Protección Civil

* * *

La Policía Federal Preventiva, una de las agencias de policía

Este día solo seis de los miembros estuvieron presentes junto con su perro policía.

* * *

33 prisioneros (borrachos, drogadictos y criminales) en la cárcel municipal recibiendo dikshas de Alexis

El sábado 6 de agosto visité la cárcel municipal con Luis, el director del centro de rehabilitación. Les leyó la palabra de Dios de la Biblia durante media hora y posteriormente les di dikshas. Aquel día había 33 prisioneros porque la Feria Estatal Anual de Palenque crea la atmósfera perfecta para que los problemas se manifiesten en el pueblo. En estas fotos, podéis ver a las almas en sufrimiento que se las arreglan para ir a parar a la cárcel. Después de las dikshas, Luis les dio un delicioso guisado de res recién hecho y licuados de plátano que preparó el mismo, ya que si no no comerían nada en 24 horas.

Luis, una bella alma generosa, es el hombre en la extrema derecha de la foto que les pasa comida a los prisioneros por la apertura de la reja. No se le permite abrir mucho la reja porque los prisioneros pueden tratar de escapar.